investigación social, de mercado y opinión logo
Teléfono
91 206 10 00
Correo electrónico
inf@simplelogica.com

siguenos en Facebook   siguenos en Linkedin   Siguenos en Twitter
  english version    VOLVER INICIO
 
Volver Portada Índices de opinión pública
Problemas sociales y percepción de mortandad

•  Uno de cada cuatro ciudadanos (25,5%) considera el terrorismo el principal problema social y para algo más de uno de cada cinco (22,2%) lo es la violencia machista.

•    Se registra una débil conformación de la opinión pública en relación a las muertes producidas por problemas como la violencia machista, los accidentes de tráfico, los accidentes laborales y la delincuencia común.

•  Se supone un número de muertes por violencia machista superior al real y notablemente inferior en el caso de los accidentes de tráfico y aun más en el de los accidentes laborales o en el de las víctimas por delincuencia común.

•    Es considerable la proporción de quienes directamente manifiestan no conocer el número de víctimas mortales por accidentes laborales o de la delincuencia común.

 

El terrorismo es el problema social que más preocupa a una mayor proporción de ciudadanos (25,5%), seguido a escasa distancia de los malos tratos a las mujeres por sus parejas (22,2%) .

De los seis problemas restantes considerados los que a continuación preocupan a más ciudadanos son: la inseguridad ciudadana (12,9%), la vivienda (11,7%), el paro (11,2%) y la integración de inmigrantes (8,3%). Son totalmente minoritarios los porcentajes de quienes señalan los accidentes de tráfico (3,4%) o los accidentes de trabajo (1,6%) como principales problemas.

La proporción de quienes señalan el terrorismo como problema que más les preocupa es ligeramente superior entre los hombres (28,3%) que entre las mujeres (22,9%), entre los mayores de 65 años (30,6%) y los residentes en las comunidades de Castilla y León (334,2%) y Galicia (33,5%), en tanto que es significativamente inferior el porcentaje de quienes mencionan este problema como el que más le preocupa en Cataluña (15,1%).

Las alusiones a los malos tratos a las mujeres por sus parejas se producen en una medida significativamente superior por parte de las propias mujeres (27,2%), quienes tienen entre 18 y 24 años (27,3%) o entre 55 Y 64 (28,1%), los que

tienen estudios primarios o inferiores (26,4%) y los residentes en la Comunidad Valenciana (31,7%). Sin embargo, ese porcentaje es claramente inferior entre los hombres (17,0%), quienes tienen entre 25 y 34 años (15,8%), los que tienen estudios universitarios (16,8%) y los residentes en Castilla y León (11,9%).

Aluden en mayor medida a la inseguridad ciudadana como principal problema en mayor medida los que tienen entre 35 y 44 (22,2%), mientras que a la vivienda aluden especialmente los que tienen menos de 35 años ( = 21,9%), al paro se refieren especialmente los que tienen estudios universitarios (15,9%) y a la integración de los inmigrantes los que tienen entre 45 y 54 años (14,2%) y los residentes en Cataluña (14,2%).

La consideración de problemas sociales de una buena parte de los señalados y tomados en cuenta en este estudio se la deben en gran medida a las víctimas mortales que se registran vinculados a ellos. Teniendo esto en cuenta, se ha tratado de averiguar en qué medida puede haber una asociación entre la importancia atribuida a los problemas y la percepción de la mortandad asociada a los mismos, tomando en consideración el número de víctimas que se considera existen en cada caso y centrándonos en cuatro problemas específicos: violencia machista, accidentes de tráfico, accidentes laborales e inseguridad ciudadana.

A propósito del número de mujeres muertas por malos tratos de sus parejas, el porcentaje de quienes no llegan a señalar una cifra se mantiene dentro del rango admisible para un tema de opinión pública (15,0%).

La media de víctimas mortales que los ciudadanos consideran que se han producido en el último año por la violencia machista (182 muertes) es claramente superior a las oficiales para el año 2007

Este hecho puede estar en relación con la especial sensibilización de la población con respecto al problema y al notable eco que habitualmente suelen tener los casos de violencia de género con víctimas mortales.

Según el Instituto de la Mujer el número de víctimas se sitúa entre las 71 que murieron a manos de sus parejas o ex parejas y las 92 que serían si se incluyeran otras muertas en el ámbito familiar o sin relación familiar. Según el informe del Servicio de Inspección del Consejo General de Poder Judicial las mujeres muertas por violencia doméstica y de género en el ámbito de la pareja o ex pareja en el año 2007 han sido 99.

Tomando en cuenta la distribución de menciones, se observa que representan uno de cada tres (32,6%) quienes indican una cifra de víctimas mortales entre 71 y 100, intervalo en el que se sitúa la cifra de muertes reales. Tres de cada diez entrevistados (29,5%) señalan una cifra de 70 ó inferior y algo más de uno de cada cinco los que indican una cifra superior a cien.

Observando esos datos, se aprecia un considerable nivel de formación de opinión en tanto que el porcentaje de no informantes puede considerarse razonable, aunque la percepción en cuanto al número de víctimas sea muy superior al que efectivamente se produjo. En este sentido, ha de tenerse en cuenta, no obstante, que suponen un considerable porcentaje los que señalan un número de víctimas situado en el entorno de las que efectivamente se produjeron.

Con respecto a las víctimas mortales en accidentes de tráfico parece algo inferior el nivel de formación de opinión y también es inferior el número de muertes que se considera que se han producido (2.094 muertes) con respecto al real.

En este caso la proporción de no informantes es ligeramente superior a uno de cada cuatro (27,8%), lo que supone una formación de la opinión pública inferior a la observada a propósito del tema anterior.

La percepción del número de muertos en estos accidentes se manifiesta con algunos signos dignos de ser tenidos en cuenta. Por una parte la media de muertes que resulta de la encuesta (2.094 muertes) .

es considerablemente inferior a la real, se tome como referencia la de muertos en carretera en las 24 horas posteriores al accidente -2.741 muertos en 2.007 según los datos de la DGT- o la de muertos en los 30 días posteriores al accidente que según los últimos datos disponibles de la DGT para 2.006 fueron 4.104.

La diferencia a la baja se relaciona con el hecho de que representan más de la mitad de los entrevistados los que señalan una cifra de muertos en carretera de 2.500 o inferior.

Ese desajuste de la cifra de muertos en carretera que los entrevistados consideran que se han producido en el último año con respecto a los que efectivamente tuvieron lugar, podría estar mostrando una menor preocupación por el problema o cierta resistencia a la información que sobre el mismo se produce a través de los distintos medios de comunicación.

 

El estado de formación de la opinión de los ciudadanos en relación a la mortandad por accidentes laborales es incluso claramente inferior.

Representan algo más de una tercera parte de los entrevistados (35,8%) los que no llegan a señalar cuál pueda ser la cifra de muertos en accidentes de trabajo a lo largo del último año. Tomando los datos de quienes sí señalan una cifra, la media resultante es de 406 muertos.

También en este caso esa cifra es claramente inferior a la real. Según los datos del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, en el año 2007 fueron 844 los accidentes de trabajo en jornada laboral y 347 “in itinere”, en el desplazamiento a o del trabajo.

En cualquier caso, la media registrada a partir de los datos de encuesta es apreciablemente inferior a la real, lo que está directamente relacionado con el hecho de que más de la mitad de los entrevistados (51,4%) los que señalan una cifra de 500 muertos o inferior.

 

 

 

 

Percepción del número de víctimas mortales de la delincuencia común

Hay que señalar que el nivel de formación de opinión es muy bajo y el número de muertes que se considera que se producen por esta causa es también muy inferior al real.

Son más de seis de cada diez (61,4%) los entrevistados que no llegan a señalar un número de muertos y la media de las que se suponen que son las víctimas de la delincuencia común es de 363 muertes.

Esta cifra es sustancialmente inferior a la que podemos tomar como referencia del Ministerio del Interior, que en su informe sobre “La criminalidad en España” en el año 2006 indica que la cifra total de asesinatos y homicidios registrados ‘por los Cuerpos de Seguridad Estatales y Autonómicos fue de 1.492.

Como se observa en la distribución de las respuestas recogidas, quienes señalan una cifra de muertes vinculada a la delincuencia común señalan cifras muy inferiores a la real, pues casi la totalidad de quienes llegan a señalar alguna indican un número igual o inferior a 500.

En general, para el conjunto de los supuestos analizados, puede decirse que el nivel de formación de opinión aparece asociado a la edad y el nivel de estudios: el porcentaje de quienes no declaran una cifra concreta de muertos vinculada a cada una de las cuatro causas consideradas es superior a medida que se eleva la edad de los entrevistados y que desciende su nivel de estudios.

Las variaciones en la cifra de muertes señalada, sin embargo, no aparece asociada a ninguna de esas dos variables de forma significativa. El hecho de estar más sensibilizado en relación a un problema social tampoco supone un conocimiento más preciso de la cifra real de víctimas mortales que se puedan producir por esa misma causa. La cifra de víctimas mortales por violencia machista que se piensa que se produjeron en el año anterior es claramente superior a la real. En los otros tres supuestos –accidentes de tráfico, accidentes laborales o delincuencia común- el número de muertes es claramente superior al que se piensa que se han producido.

 

ficha técnica

 

 

ver todos los índices        subir

Abril | 2008

Índices de Opinión Pública (IOP)
indice@simplelogica.com

 

   © Simple Lógica 2016
Plaza Sta. Mª Soledad Torres Acosta, 2, 4º C. 28004. Madrid

Tel. (34) 91 206 10 00          Fax (34) 91 206 10 01
inf@simplelogica.com